¡ NUEVO BLOG EXCLUSIVAMENTE DE ACUARELAS Y BOCETOS !

EN EL SIGUIENTE BLOG PUEDES VER MIS PINTURAS EXCLUSIVAMENTE.

PINCHA EN EL ENLACE:


http://www.chaguaceda-acuarela-watercolour.blogspot.com/

O EN ESTE OTRO

domingo, 28 de junio de 2009

TOROS EN SORIA. JUAN PEDRO DOMECQ


Todos los ingredientes para una buena corrida se dieron cita en
Soria. Todos...menos los toros



La banda y el maestro Aceña pusieron voluntad, pero...



Rubén Sanz recibe el homenaje de las peñas. El soriano
estuvo siempre arropado por sus paisanos.



La alternativa se la da "El Juli". Testigo Miguel Ángel Perera



Rubén Sanz con su primero, medio inválido y sin raza



Vuelta de Rubén Sanz




La incómoda plaza -La Chata- provoca el levantamiento general
tras la muerte ¡del primer toro!



"El Juli" en su primero



Perera adornándose con el capote



Faena al primero de su lote



Hubo fases en sus dos toros en las que toreó con gusto. Del
primero consiguió la oreja y del segundo la hubiera cortado de
no entrar a matar tres veces



"El Juli" salió con ganas en su segundo, pero fue un toro sin fuerzas
desde la salida. No se le picó, como al resto de la corrida.




Rubén Sanz en el último de la tarde, el más grande (500 Kg.)
Digamos que estuvo discreto...



Lo mejor ha sido esta fotografía con el riojano Diego Urdiales
un tipo que torea de maravilla.


Tarde soleada, plaza llena, expectación por la alternativa de Rubén Sanz y un acompañamiento de lujo: "El Juli" y Miguel A. Perera. Todo perfecto hasta que las trompetas de la banda anunciaron la salida del primer toro de Juan Pedro Domecq. Y luego otro, y otro, y otro... Vaya corridita que nos ha mandado este hombre. Toros pequeños (460 a 500 Kg.), mal presentados, bastorros y, sobre todo, sin la más mínima fuerza. Da pena ver a un torito de estos ir al caballo y recibir un cuidadosísimo picotazo. Algunos no sangraron ni hasta el arranque de la pata. Y, sin embargo, seguían la lida tambaleándose y ofreciendo una imagen lamentable. El señor ganadero estará contento. Menuda alhaja. Que no vuelva más a Soria. Lo que ha hecho es un insulto al aficionado.

Rubén Sanz se defendió como pudo en sus dos toros. Nervioso, le costaba asentar los pies. Todavía le falta mucho.
"El Juli" puso voluntad, pero los astados de Juanito no estaban para muchos trotes. Se le vinieron abajo a los dos muletazos.
Miguel A. Perera es el que mejor supo entender la invalidez de los juanpedros. No picó a ninguno de los dos, y a ratos estuvo torero, sin moverse y poniendo empeño con unos morlacos que se movían a cinco por hora.

Resumiendo, otro timo más a la afición.
¡Quiero ver un toro de verdad, cojones!

Hombre, uno podría asistir a esta pantomima para reirse un poco, pero, coño, pagando cuarenta eurekas...


No hay comentarios:

Publicar un comentario